martes, 26 de octubre de 2010

Mort Subite Kriek

Para la elaboración de la cerveza se necesitan básicamente 4 ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura. Hablando más específicamente del último ingrediente que es la levadura, a grandes rasgos estas se dividen en 2 grandes grupos: Ale y Lager. Ya les había explicado anteriormente que las Lager se caracterizan por fermentar a bajas temperaturas (5° aproximadamente) y son las que utilizan las mayorías de las cervecerías industriales, mientras que las Ale fermentan a temperaturas que rondan los 18° - 20° y son más utilizadas por los cerveceros artesanales.
A su vez dentro de estos 2 grandes grupos existen diferentes levaduras que le dan distintos perfiles a las cervezas. Así se usan levaduras específicas para hacer las típicas cervezas belgas que tienen gran tenor alcohólico, otras para las tradicionales Pale Ale inglesas con sus perfiles cítricos, y otras totalmente distintas para las famosas cervezas de trigo (weissbier) alemanas con sus notas más frutales.

Por que esta introducción? Porque la cerveza de las que le voy a hablar es de un estilo muy particular llamado "Lambic". Y su característica es que esta cerveza fermenta con levaduras salvajes, es decir con levaduras que están en el medio ambiente, que no pertenecen a los grupos antes mencionados y que no son agregadas manualmente por el maestro cervecero. En cualquier otro estilo de cerveza esto sería considerado una contaminación pero en estas cervezas en particular es justamente lo que se busca.

Las lambic son originarias casi todas del gran país cervecero de Bélgica. Esta marca en particular es muy conocida por esas tierras y su nombre deriva de un bar muy conocido llamado "A la Mort Subite" que se encuenta en Bruselas. Dicen que el nombre además de significar muerte súbita, es una frase utilizada en Francia para el último tiro en un juego de dados y que previo a eso proviene de una forma de hacer negocios clandestinos.

A estas cervezas generalmente se le agregan frutas. En este caso en particular los ingredientes adicionales eran frambuesa y bayas del sauco.

Su color es rojo rubí bien brillante y forma una espuma blanca y cremosa muy persistente. Uno puede observar las burbujas constantes y finas como las de un champagne.
En su aroma predomina fuertemente la cereza. Al probarla hay que saber aguantarla un poco porque en el primer sorbo es muy pero muy ácida. Luego aparece el gusto entre ácido y dulzón de la cereza que es lo que termina perdurando en la boca. No tiene nada de amargor y es bien liviana en alcoholes ya que solo tiene 4.5°.
Me hizo recordar a la fresita que uno toma en los brindis de fin de año.

Ya había tenido una experiencia con una lambic pero sin agregado de frutas y debo confesar que no me había gustado en lo más mínimo, pero al probar esta cerveza con cerezas y bayas todo cambió rotundamente. Muy rica y tomable y si no fuera porque no llega a estos rincones del mundo, la usaría para toda ocasión especial que amerite un brindis.

Mort Subite Kriek:

---


Galápagos
Logia cervecera
galapagos.logia@gmail.com

5 comentarios:

  1. En mi viaje por Europa tuve la suerte de encontrarme con esta cerveza, sin dudas está dentro de mi top 10 europeo.
    Es espectacular, muy bien descripta por ustedes. La he tomado en 3 oportunidades

    ResponderEliminar
  2. El problema que tienen las Mort Subite es que no es fruta lo que se añade a la Lambic sino sirope de frutas, lo que las hace extremadamente dulces y hace que marcas como esta, o Lindemans o Bellevue tengan muchos detractores. A mí, personalmente, no me disgustan las cervezas de Mort Subite a diferencia de otras de este estilo que me resultan empalagosas a más no poder, sin embargo las disfruto como postre de alguna comida o acompañando dulces, jamás en aquellos momentos en los que quiero cerveza.

    Un muy buen ejemplo de Lambic de frutas sería cualquiera de la legendaria cervecera Cantillon, a la que se le añaden únicamente las frutas para que sus azúcares sean fermentados, y que al no tener ningún otro aditivo saben muy pero que muy ácidas, motivo por el cual tampoco son aptas para todos los paladares. Este tipo de Lambic sí que me apasiona, pero vamos, todo es cuestión de gustos.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Es de esta misma fabrica?
    http://manzapivo.blogspot.com/2009/11/una-cerveza-para-seducir.html
    Porque si es asi no me cabe duda que debe ser espectacular.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Alejo, no es la misma cervecería pero es el mismo estilo.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo tengo un problema... No me gustan nada este tipo de cervezas. He probado muchisimos tipos, pero las Lambic no las aguanto. Ese dulzor... no me gustan nada. Si quiero algo asi, me bebo un batido o un zumo. La cerveza debe saber a cerveza. Hay miles de lupulos, levaduras, maltas, etc. pero una birra no necesita este tipo de añadidos.

    Por eso mismo no me agrada mezclarla con soda.

    Por mi a esta le pongo 1 choop.

    AiToR

    (espero que nadie me tome a mal)

    ResponderEliminar

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails