lunes, 27 de agosto de 2012

5to Festival Internacional de la Cerveza Artesanal - Buenos Aires 2012

Cuando allá por el año 2008 se lanzaba el 1° festival en Santa Fe muy pocos creían que esto no solo iba a perdurar en el tiempo sino que además iba a crecer de esta manera. Hay que hacer un gran reconocimiento a la gente de Somos Cerveceros que año tras año se arremangan y ponen todo su esfuerzo en organizar estos eventos únicos.


El día sábado 18 llegamos a la Cervecería Barba Roja donde serían las charlas técnicas y la reunión con los amigos cerveceros. La acción comenzó temprano con una reunión en una carpa donde disitinos proveedores exponían sus productos.

A medida que iban cayendo los cerveceros empezaron a aparecer las chopperas y barriles y ya rondando el mediodía comenzó la degustación de cervezas donde había una competencia informal de la "cerveza más rica". Asi pasaron varias donde a mi particularmente la que más me gustó fue una de naranja amarga con miel que estaba perfectamente balanceada. Pero la verdad que la mayoría estaban muy ricas y finalmente ganó una ginger ale (con gengibre) que estaba muy refrescante.

Luego vino el almuerzo donde las cosas se pusieron un poco complicadas porque imagínense alimentar a 300 cerveceros hambrientos... la picada inicial fue arrasada cual manga de langostas, y luego los platos que salían de la cocina quedaban vacíos en menos de 5 segundos. Pero finalmente la hambruna fue calmada y todos pudimos comer bien.

Por la tarde lagaron las charlas técnicas donde el primer disertante fue John Palmer, el más esperado por los presentes dado que su libro inspiró a muchos de nosotros cuando comenzamos con la aventura de hacer cerveza propia. Su charla se basó en los perfiles de agua y la importancia de la alcalinidad. Un tanto técnica pero para mi muy interesante dado que vengo luchando con este tema hace rato por el perfil de agua que tengo donde vivo.
Luego se separaron las presentaciones en 2 salones distintos. Por un lado estaba Marcelo Cerdan y una charla sobre levaduras, y paralelamente estaban Walter Vogrig y Gerardo Fiorotto hablando de las experiencias de un cervecero casero a un cervecero con un emprendimiento comercial.
Luego fue el turno de Gabriel Reynoso, quien desde hace 2 años trabaja en la cervecería Antares, para brindar información de como montar un laboratorio casero para controles de calidad. En el otro salón Samuel Calvancanti de la cervecería brasileña Bodebrown compartía la experiencia del crecimiento de la cerveza artesanal en el gran país vecino y como su forma de hacer cervezas poco convencionales fue aceptada muy bien por los consumidores.
El cierre fue con una mesa redonda compuesta por Leonardo Ferrari, Martín Boan, Marcelo Cerdán, John Palmer y Samuel Calvancanti donde uno de los debates más interesantes fue sobre como veían que las grandes cervecerías industriales esten inundando el mercado de nuevos estilos. La conclusión fue que por un lado es positivo porque induce a la gente a probar nuevas cosas mientras que lo negativo es que hacen productos con sabores totalmente distintos a lo que pregonan (el mayor ejemplo dado por todos fue la Quilmes Stout), y esto confunde luego al consumidor cuando prueba las cervezas artesanales que siguen mas fielmente el estilo.

El domingo algunos comenzaron temprano visitando brewpubs de Buenos Aires como para entrenarse para la gran fiesta que tuvo lugar a la noche en el Auditorio Buenos Aires. Allí asistieron más de 1000 personas superando largamente cualquier expectativa.
Con  20 cervecerías y casi 40 estilos distintos, había mucho para probar. Las cervecerías presentes fueron Antares, Bahb, Berlina, Bohl, Breoghan, Buller, Craftbeer, Finn, Grunge, La Membresia, Morante, Neffer, Orion, Sixtofer, Südamerika, Una Mas y Warnog. De las que probé me quedó el recuerdo de la Oktoberfest de Orion, la doble Ipa de Finn y la Tripel de Una Mas hecha con Eduardo Delehuze y la Barley Wine que ya se convirtió en un clásico para terminar los eventos a todo vapor con este estilo al grito de Una Más y no jodemos más!

Se realizó el concurso anual de cervezas de Somos Cerveceros siendo los ganadores Fabian Ausburguer en el estilo Rauchbier, Emanuel Agelan en Dorada Pampeana, Hernan Castellani en Russian Imperial Stout y Emiliano Paez en American IPA. Todos los finalistas recibieron reconocimiento y entre ellos se encontraron 2 grandes amigos de la Logia: Toti (Buena Birra) y Ramiro De Diego (Fenriz).

La noche se fue yendo con buena música, muy buenas cervezas y lo mejor de todo el haber vuelto a encontrar a los ya muchos buenos amigos que hemos hecho a lo largo de estos años.

Vaya nuevamente nuestras felicitaciones y agradecimiento a los que pusieron todo el esfuerzo en organizar todo. A todos ellos, salud!

Hasta el año que viene en... Tandil (?)

---------------------------------
 
Galápagos
 Logia Cervecera 
galapagos.logia@gmail.com

Para ver el resto de las fotos ingresen en nuestro facebook: https://www.facebook.com/LogiaCervecera


jueves, 2 de agosto de 2012

Volviendo a Villa General Belgrano - Cervecería Rissen

Aprovechando unas espectaculares vacaciones de invierno en Córdoba, la semana pasada visitamos con Peter Dark y nuestras respectivas esposas la ciudad de Villa General Belgrano.
Este lugar siempre tuvo un lugarcito especial en nuestras memorias porque allí fue donde nació la idea de la Logia Cervecera y donde tenemos miles de anécdotas en los sucesivos Oktoberfest que fuimos desde el año 1999 hasta el año 2008.



Lo que creció esta ciudad en los últimos años es impresionante. Siempre tuvieron permanentes fiestas durante los principales feriados para captar al turismo y eso sumado a las cabañas y hoteles de categoría que se fueron construyendo lo hicieron un destino de lujo.

Lo primero que hicimos fue pasear por su calle principal y pudimos ver que la oferta cervecera pareciera que se multiplicó. A la cerveza del Viejo Munich, Brunnen y Mak Bier se le sumaron Germania, Rissen y Waffe. En el caso de Mak Bier, vimos que demolieron la clásica estación Shell que estaba en frente de su fábrica y ahora estan en plena construcción de un restaurante tipo cabaña. Por lo que parece va a quedar muy lindo y si la cerveza sigue rica como la vez que la probamos seguramente será una de las mejores opciones para visitar.
Germania y Waffe la venden solo en botella en los locales de regionales. Pude conseguir la Germania y probarla y será parte de una próxima nota. La Rissen la venden en botella y la sirven tirada en su propio lugar del cual les contaremos mas abajo.

El almuerzo lo hicimos en el Viejo Munich y fue nuestra primera decepción. Con Peter estabamos ilusionados de probar el goulash de ciervo que siempre nos dió vuelta la cabeza. Lo pedimos con spatzle pero el plato vino solo con papas españolas y verduras encima. No estaba nada mal pero no era el goulash que nosotros esperabamos comer y no estaba tan alucinante como antaño. Pero nuestras mujeres se llevaron la peor parte porque en el caso de mi esposa pidió unos ñoquis rellenos que pintaban fabulosos pero finalmente estaban medio crudos. Y en el caso de la señora de Peter pidió un lomo de ciervo que primero vino frío y luego recalentado al microondas perdió toda gracia y sabor (solo zafaron los hongos que era el acompañamiento). Mi hija comió el menu infantil que traía unos ñoquis a la crema que estaban barbaros y creo que fue el mejor plato de todos. De cervezas tomamos la rubia, la roja, la de miel y la rauchbier. La rubia estaba un poco ácida pero habiéndola tomado antes se que es así como la elaboran. La roja era muy suave con apenas un gusto acaramelado. La de miel estaba rica con un gustito y aroma marcados y la rauchbier era muy dulce y demasiado ahumada haciendo que sea empalagosa.
La cuenta final marcó $515 que me pareció demasiado sobre todo porque la comida no fue fantástica ni mucho menos.

Luego volvimos a caminar y nos fuimos al centro de exposiciones dado que era la Fiesta del Chocolate Alpino. A este lugar lo conocíamos solo por fuera y siempre nos llamó la atención porque es como esas casitas tirolesas que tienen a los muñequitos del hombre y la mujer que marcan el estado del tiempo pero en versión gigante. Entramos ilusionados de encontrar un gran evento pero la ilusión duró muy poco. Por dentro es un gran salón muy mal iluminado con mesas tipo patio de comida de shopping en el medio, alrededor algunos stands de comidas regionales y un escenario en el cual no había ningún show (eran las 17:00 de un lunes de vacaciones de invierno). La verdad que no daba para consumir nada ni estar más de 2 minutos asi que decidimos ir a conocer a Rissen que como mencioné anteriormente es una de las nuevas cervecerías.

Por mi parte pedí la rubia y Peter pidió la negra, ambas de estilo lager. Además acompañamos con varias tortas, chocolate con frutilla, strudel y ricota las cuales estaban muy ricas.
Mi chopp de rubia vino con una buena espuma que se mantuvo. El color era algo cobrizo y su aspecto era cristalino. El aroma era algo floral y su sabor fue bien suave con un amargor leve que invitaba a tomarla sin problema.

Rissen Rubia:

Hasta ahí bien, pero mejor le dejo a Peter la versión de la negra.


 
Galápagos
 Logia Cervecera 
galapagos.logia@gmail.com





Peter Dark:

En unas vacaciones fantásticas, donde nos dimos todos los gustos, comimos y bebimos en cantidad y calidad, las únicas notas negativas las dieron los salames con gusto a amoníaco que compramos en Colonia Caroya, y la cerveza Rissen Negra. Su aspecto prometía, pero su aroma a aceituna tiro abajo todas mis expectativas... su sabor era puro vinagre, tomarla me generaba escalofríos, desistí luego de un par de sorbos y abandone el vaso... cuando se calentó, afloro un aroma a trapo sucio repugnante. Tendría que haber reclamado... pero realmente me sacaron las ganas de seguir tomando cerveza. Me parece imperdonable que sirvan una cerveza así en su propio local. Los productores cerveceros de VGB se preocuparon por poner el sello de "Genuino" en sus botellas, pero no están haciendo nada para certificar la calidad de lo que venden.

Rissen Negra:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails